Qué es la infraestructura de nube híbrida y qué beneficios tiene

Qué es la infraestructura de nube híbrida y qué beneficios tiene

Esta nube es parte del entorno de cloud computing, el cual consiste en una mezcla de la infraestructura de la nube privada, tanto la local como la otras empresas u organizaciones, y la nube pública, combinando de esta manera, las dos plataformas. Permitiendo que los datos y los archivos se trasladen entre las nubes privadas y públicas, a medida que los costos y las necesidades informáticas van cambiando. La nube híbrida permite que las empresas tengan una mayor variedad de opciones para la implementación de datos.

Almacenamiento de archivos

Una empresa puede implementar el uso de una nube privada para almacenar archivos y datos de trabajo delicados, de igual manera, el servicio de una nube pública puede utilizar otro proveedor como Google Compute Engine, para almacenar archivos menos delicados, como cargas de trabajo de prueba o que se estén desarrollando.

Para almacenar datos como copias de seguridad de archivos, orientados al cliente, como es el caso de la nube híbrida, también está disponible el servicio de Amazon Simple Storage (Amazon S3), facilitando las conexiones entre la nube privada y la pública tal como es el caso de Amazon Web Services (AWS).

El servicio que esta nube presta, es particularmente valioso para cargas de trabajo cambiantes o que son muy dinámicas. Un excelente candidato para el uso de una nube híbrida es, un sistema de orden transaccional que pueda experimentar grandes aumentos en la demanda, en temporada de vacaciones, por ejemplo. La aplicación de éste podría ser en una nube privada, pero podría ocasionar un estallido de la misma, accediendo a ciertos recursos informáticos de una nube pública cuando las demandas de computación aumenten.

Beneficios de la nube híbrida

La flexibilidad que posee la nube pública, elimina las inversiones de capital que una empresa debe realizar para adaptarse a los aumentos de las demandas a corto plazo, debido a que el proveedor de la nube pública es quien suministra todos los recursos informáticos, la empresa solo se encarga de pagar por los recursos de los que hace uso.

A pesar de los beneficios que tiene, esta nube puede presentar ciertos retos empresariales, técnicos y de gestión. Las cargas de trabajo de la nube privada deben poder interactuar con los proveedores de la nube pública, por lo que este híbrido requiere de un API de conectividad y compatibilidad sólida.

Siempre van a existir posibles problemas de conectividad, brechas de SLA, así como también otras posibles interrupciones en los servicios de la nube pública. Para poder disminuir estos problemas, las empresas pueden diseñar cargas de trabajo que sean de cierto modo híbridos, de manera que puedan interactuar con diferentes proveedores de nubes públicas, sin embargo, existe el riesgo de que el diseño se complique al igual que la carga de trabajo. En algunos casos, las cargas de trabajo para las nubes híbridas, deben diseñar nuevamente para así poder conectarse de manera exitosa con las API de proveedores específicos.

Imagen cortesía de Data Center Market (datacentermarket.com), todos los derechos reservados.

Deja un comentario