5 consejos para cuidar tu disco duro externo

5 consejos para cuidar tu disco duro externo

Los discos duros son partes frágiles de un ordenador que se pueden dañar con mucha facilidad si no tienes sumo cuidado. De ahí que muchas personas cuenten con la ayuda de disco duros externos para respaldar su información. A su vez, los discos duros externos también se pueden dañar fácilmente, dejándolo con datos perdidos o inaccesibles, lo que representa un gran problema para sus usuarios. Por ello, a continuación te ofrecemos 5 consejos para cuidar tu disco duro externo

1. Evita los golpes o cualquier daño físico

Esto puede parecer obvio, pero el daño físico es uno de los culpables más comunes de daños en el disco duro externo. Así que, para proteger la vida de su disco este debe ser manipulado con cuidado, tomando precauciones al transportarlo o viajar con él.

Los discos duros externos suelen ser mecánicos (si son SSD también debes tener cuidado), por lo que cualquier movimiento brusco puede originar una rotura en las agujas. Ten sumo cuidado cuando los transportas de no darle ningún golpe.

Agujas disco duro

2. Cuidado con el polvo y pelos

Si tienes mascotas evita que éstas se acerquen al disco duro externo. Debido a la electricidad estática, el disco podría atrapar algunos los pelos de tu mascota.

Así mismo, debes mantenerlo en un lugar donde no le llegue el polvo. Este tipo de daño derivados de polvo o pelos pueden destruir al disco duro, dejándolo sin una posible reparación.

Evita los pelos de mascotas

3. Controla la temperatura

Las altas temperaturas son mortales para los discos duros, por ello, es importante mantener tu disco duro externo en una habitación fresca y aireada con temperaturas apropiadas para tu modelo. Si no estás seguro de la temperatura adecuada, contacta con expertos e incluso con la marca de fabricante para obtener la información de uso adecuada. Nunca uses tu disco al sol o en sitios húmedos.

Existen disipadores o ventiladores para discos duros. Te recomendamos tocar el disco después de usarlo durante unas horas y si parece que va a arder de un momento a otro, mires y compres algún ventilador. Normalmente se colocan justo debajo del disco.

4. No apagues tu disco duro externo con demasiada frecuencia

Si te vas a ir el fin de semana o unos días, está bien apagar tu ordenador y apagar el disco duro externo. Pero si te estás ausentando solo poco tiempo, lo mejor es dejarlo encendido.  Y es que apagar el disco duro externo con mucha frecuencia puede realmente desgastarlo y causar más daño que bien, ya que son unidades mecánicas que requieren velocidad y precisión.

Disco duro mecánico

5. Usa un protector o regulador de energía eléctrica

Un protector contra  las sobretensiones eléctricas o un regulador de energía, protegerá tanto a tu ordenador como al disco duro externo que le tengas incorporado.  Una subida de tensión, o frecuencias eléctricas variables, pueden causar daños graves a los dispositivos eléctricos. El uso de un protector de sobre voltaje ayudará a reducir o eliminar el daño a tu disco duro en caso de una sobretensión inesperada. Te recomendamos usar algún sistema de alimentación ininterrumpida (sai) para proteger todo tu equipo.

Coloca en práctica estos 5 consejos para cuidar tu disco duro externo

¡La vida útil de tu disco duro externo depende de tus cuidados!

Están hechos para durar largo tiempo, pero todo depende del cuidado y trato que le brindes. Si tomas en cuenta estos 5 consejos para cuidar tu disco duro externo seguramente tendrás disco duro externo para largo rato, pero si no tienes cuidado su período de vida es muy reducido. Coloca en práctica estos consejos y ahorra dinero y malos momentos.

 

Deja un comentario