Cómo codificar tus videos para hacer streaming con Brightcove desde tu sitio web

Cómo codificar tus videos para hacer streaming con Brightcove desde tu sitio web

El video en internet cada día adquiere más relevancia, por ello cada vez son más las herramientas que permiten la producción y distribución de este tipo de contenidos multimedia. Una de estas herramientas que se encuentra en auge es Brightcove, por ello acontinuación, te explicaremos cómo codificar tus videos para hacer streaming con Brightcove desde tu sitio web.

Una herramienta de vídeos…

Brightcove es una plataforma totalmente en línea que recopila los videos más populares de la red y los divide en categorías, para que posteriormente los usuarios puedan compartirlos por correo electrónico, o insertar su código html en otro sitio web, de manera fácil y rápida.

Sin embargo, una de sus mayores ventajas es poder alojar videos de gran calidad, o por lo menos de calidad notablemente superior a otros sitios, con la posibilidad de crear tus propios canales. Y como cada día se monetiza más la producción de contenidos en línea, esta herramienta no es la excepción, por lo cual los usuarios pueden obtener dinero, ya sea con ganancias compartidas de publicidad o por descargas de video pagas.

Pasos para codificar tus videos para hacer streaming con Brightcove desde tu sitio web

Antes de explorar todas las posibilidades que ofrece la plataforma y codificar tus videos para hacer streaming con Brightcove, debes asegurarte de saber cómo codificar correctamente los archivos para compartirlos en HD. Aunque Brightcove tiene su propio sitio web de soporte, con especificaciones y recomendaciones, siempre es útil tener una guía simple de los pasos de codificación de los vídeos y estos pasos son:

Paso 1

Es necesario saber que Brightcove utiliza una tecnología de transmisión de bits múltiples, la cual permite crear hasta seis versiones del video en distintas resoluciones y velocidades de bits, y al momento que el usuario accede al contenido, el reproductor de video interno detecta la velocidad de la conexión a Internet y le brindan la reproducción de la versión del video más adecuada a dicha conexión.

Por ello, al momento de cargar un video en Brightcove, trata de que sea el que tenga la mayor resolución y tasa de bits, cuyo estándar es de 1280×960 a aproximadamente 1.8 Mbps.

Paso 2:

Carga en H.264 y preserva el archivo de origen como una repetición. Dado que, Brightcove limita la reproducción de la más alta calidad a 1280×960 a 1,8 Mbps, la clave para obtener los mejores resultados que ofrece esta plataforma es subir el vídeo en un formato que no requiera ninguna transcodificación. Este formato es H.264. Cárgalo en este formato y guarda el archivo de origen como una repetición.

El formato de video H.264 tiene una amplia compatibilidad con dispositivos y sistemas operativos –incluyendo los más usados mundialmente como iOS y Android-, por lo que Brightcove lo tiene como formato estándar.

Paso 3:

Otra consideración a tener en cuenta es que, al codificar un video para Brightcove los elementos claves son calidad y accesibilidad de la reproducción. Por eso, cuando vayas a cargar un vídeo piensa si este archivo HD es compatible con la Web. No tiene sentido que incluyan un archivo con una reproducción original de 10 Mbps, cuando prácticamente ningún usuario final va a tener una velocidad de conexión suficiente para transmitirlo. Igualmente, al reproducir un archivo de vídeo de 2 Mbps, la diferencia visual es prácticamente imperceptible con la de una versión de 1.8 Mbps del mismo archivo, pero la velocidad de carga si va a significar una diferencia importante.

Imagen cortesía de Digital AV Magazine (digitalavmagazine.com), todos los derechos reservados.

Deja un comentario