Qué es una CDN (Red de Entrega de Contenidos)

Qué es una CDN (Red de Entrega de Contenidos)

Uno de los elementos más importantes para que tu sitio web aparezca posicionado entre los primeros lugares de los buscadores, es que las páginas y tus contenidos se carguen rápido en el navegador. Una herramienta muy útil para lograr esto es la red de entrega de contenidos o CDN (Content Delivery Network).

La tecnología CDN no es más es que un conjunto de servidores que se ubican geográficamente en diversos puntos estratégicos, y que alojan copias de contenidos de tu sitio como imágenes y videos, y que permiten cargarlos desde el servidor más cercano al usuario y mucho más rápido, mediante mecanismos internos de balanceo de los servidores.

Es por ello que cada día más administradores de redes multimedia optan por este servicio, que además permiten tener una mejor experiencia de usuario al incorporar herramientas como el streaming de video. Gracias al streaming de video de la red de entrega de contenidos es que las personas pueden ver los videos en línea, sin necesidad de descargarlos, y sin mayores problemas de ralentización ya que el contenido multimedia no se carga en un solo servidor sino que el contenido se almacena en la caché de varios servidores dispersos. Esto mejora significativamente la calidad de la visualización.

¿Quién usa la red de entrega de contenidos?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: casi todos. La red de entrega de contenidos es la columna vertebral no visible de la red e interactuamos con ellas prácticamente a diario. Cuando visitamos portales de noticias, compramos en línea o miramos videos en YouTube o revisamos nuestras redes sociales, es muy probable que detrás de todos esos contenidos esté una CDN.

Su uso prácticamente está estandarizado porque en la web cada segundo cuenta, ya que la molesta demora -conocida como latencia- puede ahuyentar fácilmente a tus usuarios. Los estudios estiman que por cada segundo de demora se pierden el 11% de las visitas de una página, la percepción en la satisfacción del cliente baja en un 16% y las conversiones –ventas, registros, descargas…- disminuyen en un 7%.

Y como la mayor parte de las demoras se producen por la distancia física entre el usuario y el servidor de alojamiento del sitio web, el objetivo de las CDN es acortar virtualmente esas distancias.

¿Cómo la red de entrega de contenidos acorta las distancias?

Como lo exploramos anteriormente, para proporcionar una cobertura superior a los usuarios, la CDN coloca el contenido en muchos lugares a la vez,  almacenando una versión en caché del contenido en múltiples ubicaciones geográficas, lo que se conoce como puntos de presencia o PoP.

En cada PoP existe una determinada cantidad de servidores y cuando alguien en España accede a un sitio web alojado en los EE. UU., lo hace a través de un PoP local de España. De esta manera las solicitudes del usuario y sus respectivas respuestas no tienen que atravesar el Atlántico y volver.

En un mundo ideal, una red de entrega de contenidos debería ser parte integral de cualquier alojamiento web. Sin embargo, cuando se crearon las CDN a fines los ‘90, eran demasiado caras para las pequeñas empresas. Hoy eso las ha cambiado y muchos proveedores de hosting ofrecen esta tecnología como parte de sus servicios.

Imagen cortesía de Blog OpenAlfa  (blogopenalfa.com), todos los derechos reservados.

Deja un comentario